miércoles, 29 de octubre de 2014

Siglo XX - Magdalena Truel

        Breve Biografía de Magdalena Truel                                                

Magdalena Blanca Paulina Truel Larrabure nació en Lima, Perú, en 1904. Activista y heroína peruana de la Resistencia Francesa.

Hija menor de padres franceses que emigraron a Perú en las últimas décadas del siglo XIX, Magdalena se educó en el colegio católico San José de Cluny; al morir sus padres los ocho hermanos Truel viajaron a París en 1924, a casa de una tía; todos hablaban correctamente el idioma francés. Debido a la pobre situación económica, seis de los hermanos regresaron a Lima, sólo Magdalena y su hermana Luisa quedaron en París. Vivían modestamente y Magdalena entró a trabajar en la primera sucursal española del Banco Bilbao donde se relacionó con los republicanos exiliados a quienes ella les servía de traductora. Siguió estudios de filosofía en La Sorbona, alternando con artistas e intelectuales liberales y de la política. 

En 1940 las fuerzas alemanas invadieron París; se empezó a formar la Resistencia, movimiento clandestino que luchó contra la ocupación nazi. Estos resistentes eran hombres y mujeres de todas las clases sociales, profesionales, periodistas, ingenieros, obreros y estudiantes. De todas las ideologías filosóficas, políticas y religiosas se unían junto a extranjeros exiliados en Francia para participar en la lucha.

Magdalena fue atropellada por un camión que trasportaba tropas alemanas: tuvo varias fracturas y quedó con cojera hasta el final de su vida. Luego de su recuperación, casi un año después, publicó en 1943 el libro “El niño en el metro” del cual su hermana Luisa hizo las ilustraciones. 
De fuerte personalidad y valentía, se unió a la Resistencia Francesa bajo el nombre de “Marie”; pidió a su familia no revelar nada de su paradero, ya que se arriesgaba la misión, además de sus vidas. Se convirtió en falsificadora de documentos y permisos de viaje: con gran habilidad y minuciosidad pudo lograr muy buenos resultados salvando la vida de muchos judíos y franceses perseguidos. A mediados de 1944 fue detenida por la Gestapo y torturada para que delatase nombres y datos de la Resistencia: pese a su frágil salud ella resistió y no traicionó sus ideales de libertad. Por ser católica sólo pudo llevarse una Biblia que sus familiares le dejaron. Fue llevada a un campo de concentración cerca de Berlín, donde fue obligada a transportar grandes piedras. 

Para poder sobrevivir y a pesar de las dificultades, Magdalena con gran fortaleza, mantuvo la alegría animando a sus compañeros de prisión con historias de Perú, su país natal. A pocos días de la rendición nazi con la llegada de las tropas rusas, comenzaron las “marchas de la muerte”: estas marchas eran los traslados forzados de los prisioneros o personas deportadas; los sacaban de los campos de concentración y eran obligados a caminar largas distancias sin agua ni comida, pereciendo la mayoría en el camino. En mayo de 1945 Magdalena Truel murió en una de estas extenuantes caminatas. 

Magdalena Truel ha sido declarada heroína de la Resistencia Francesa. Es la única latinoamericana que tiene ese título por el Gobierno francés; está incluida en el Memorial de los Mártires de la Deportación en París. 

En el 2004 gracias a la investigación del periodista Hugo Coya (Lima, Perú, 1960) sobre los peruanos víctimas de los campos de concentración nazis, luego de sesenta años ignorada, apareció Magdalena Truel. Coya plasmó la historia de esta valiente mujer en su libro "Estación Final", editado en 2010. 

Fuentes y Bibliografia

lunes, 20 de octubre de 2014

Siglo XX - Charlotte Delbo

       Breve Biografía de Charlotte Delbo                           

Charlotte Delbo nació en 1913 en Isla de Francia, cerca de París. Escritora y activista de la Resistencia Francesa.

Charlotte era la mayor de los cuatro hijos del matrimonio Delbo, emigrados de Italia. Siendo estudiante de Filosofía en la Sorbona, se interesó por el teatro y la política, se  adhirió al Partido Comunista Francés en 1932. En 1936 se casó con el militante comunista Georges Dudach (1914-1942); fue secretaria entre 1938 y 1941 del escenógrafo y director del teatro francés Louis Jouvet (1887-1951). Con esta compañía teatral viajó a América Latina y estando en Buenos Aires, Argentina, se enteró de la invasión nazi en Francia en 1940.

Con su disciplina comunista, Charlotte dejó el teatro y la libertad de América: regresó a París a participar de la Resistencia Francesa junto a su marido, que ya era miembro e integraba el grupo Politzer. Este grupo clandestino liderado por el filósofo marxista Georges Politzer (1903-1942) estaba formado por intelectuales y profesionales que luchaban contra el régimen nazi. Las mujeres francesas no participaban de la lucha armada, pero eran enlace, servían de correo, repartían panfletos, guardaban armas y protegían a judíos escondiéndolos; todas sabían que al participar en la Resistencia, podían ser torturadas o morir, pero ignoraban la existencia de los campos de concentración nazis.

En marzo de 1942 muchos miembros de ese grupo fueron arrestados por la Gestapo. El marido de Charlotte fue fusilado y ella deportada en tren en 1943 hacia Auschwitz. En ese tren viajaba un total de doscientas treinta mujeres, la mayoría no judías, miembros de la Resistencia. En el cautiverio conocieron la crueldad de los verdugos alemanes, padecieron la muerte de muchas compañeras: aunque no fueron gaseadas, murieron por torturas, por pasar hambre y sed, por trabajar varias horas en la nieve. La solidaridad y el espíritu de colaboración entre ellas hacían menor el sufrimiento.

Con mucha fortaleza y creatividad, Charlotte recitaba a las demás prisioneras fragmentos de los clásicos franceses, montaba obras de teatro actuadas por las presas, todo esto les permitía sobrevivir. En 1945, luego de dos largos años la Cruz Roja Internacional rescató a las 49 mujeres que aún vivían, entre ellas Charlotte Delbo. 

Al terminar la guerra volvió a trabajar con Jouvet;  a partir de 1947 en la ONU en la Comisión de Servicios Económicos y Técnicos. En 1960 entró en el equipo de su antiguo profesor Henri Lefebvre (1901-1991) filósofo marxista humanista hasta 1978. Abandonó el Partido Comunista al saber que en Rusia existían también campos de prisioneros iguales
a los campos nazis. 

Alternaba su trabajo con la escritura: escribió su trilogía “Auschwitz y después",  se publicó en 1965 el primer volumen, los otros en 1970 y 1971. Charlotte fue autora de poemas, artículos, ensayos, obras de teatro: dramas inspirados en sus memorias en cautiverio. “Le Convoi du 24 janvier” (1965), “Spectros, mis compañeros” (1977), Qui Rapportera Ces Paroles" (Quien va a llevar estas palabras?” (1974), "Hombres" (1978) entre otras. En toda su obra refleja el esfuerzo emocional e intelectual, el horror, la muerte y la lucha por la supervivencia. 

Durante la Guerra de Argelia, entre 1954 a 1962 publicó un manifiesto antibélico “Las bellas cartas”. Charlotte Delbo-Dudach murió en 1985, en París.

Protected by Copyscape Online Plagiarism Detection
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...