lunes, 17 de junio de 2013

Siglo XIX - Ann Harvey


Breve Biografía de Ann Harvey

Ann Harvey nació en 1811, en un pueblo de pescadores, cerca de la Isla aux Morts, pequeña ciudad de la isla de Terranova, Canadá. Heroína canadiense. 

Alrededor de 1810 George Harvey y su esposa Jane se trasladaron de Jersey, una de las islas del Canal de la Mancha, hacia la Isla de Terranova. La pareja tuvo nueve hijos, siendo Ann la mayor; eran pescadores y vivían cerca de ricos caladeros (= lugar ideal para lanzar las redes al mar por su abundancia de productos marinos: pescados, moluscos, entre otros).

La costa sur de Terranova es una zona muy rocosa y de mucha niebla, donde hubieron muchos naufragios, sobre todo en la época de barcos de vela. En el verano de 1828 el bergantín (velero de dos velas) "Despacho" zarpó de Derry, Irlanda del Norte, rumbo a Quebec, Canadá, con once tripulantes y 200 pasajeros, la mayoría emigrantes irlandeses que viajaban con la esperanza de encontrar una mejor vida que la que tenían en la isla. Luego de cuarenta y dos días de navegación, una furiosa tormenta sopló en la parte rocosa de Isle aux Morts, al sur de Terranova, y llegada la noche, el barco encalló. 

Cerca de cincuenta pasajeros murieron ahogados; pero el resto logró sobrevivir abandonando el barco y subiéndose a las rocas. Al día siguiente, Ann Harvey, de diecisiete años, estaba pescando con su padre, y vieron flotar en las revueltas aguas restos de madera de un barco naufragado. Con viento y lluvia, George fue a buscar a su hijo de doce  años y a su perro  de Terranova para comenzar el rescate en su barco de carga, una pequeña embarcación de fondo plano. El perro de Terranova  es  un perro  de  trabajo  de  los pescadores, conocido por su gran fuerza, disposición y lealtad, apropiado para salvar vidas en naufragios, ya que tienen mucha habilidad en natación.

Ann valiente y decidida, junto a su padre, su hermano y el perro, a pesar de las inclemencias del tiempo, comenzaron el rescate de 160 personas, entre miembros de la tripulación y pasajeros. Durante tres agotadores días, mediante una madera atada a una cuerda, los supervivientes se aferraron a ella, y así los trasladaron hacia tierra firme. Improvisando refugios en la playa, Ann y su familia tuvieron que alimentar a todas esas personas, por lo que compartieron ropa y alimentos que habían  asegurado para el invierno. 

Ocho días más tarde, al tener noticias del accidente, un buque de la marina británica, la Royal Navy, HMS Tyne, llegó a la casa de los Harveys, para enviar a los rescatados a la ciudad de Halifax. La hazaña de Ann y su padre y el sacrificio de toda la familia, recorrió toda la isla; su heroísmo fue reconocido y recibieron 100 monedas de oro, una medalla y una carta manuscrita del rey Jorge IV (1762-1830). 

Diez años después, en 1838, otro naufragio ocurrió cerca del mismo lugar en que encalló el "Despacho": el barco "Rankin"  se desplazaba desde Glasgow, en Escocia a Quebec, cuando se hundió en las rocas. Ann ayudó esta vez, a salvar la vida de casi treinta personas. 

Años después, Ann con su familia se trasladó al puerto Blanche Rouge, donde murió en 1860, a los 49 años. 

En 1987 la Guardia Costera canadiense puso una nave patrulla en la costa de Labrador y Terranova, como homenaje a los actos de valor de Ann Harvey. Está considerada una heroína de importancia histórica y cada año se festeja en la Isle aux Morts, el Día de Ann Harvey.

Fuentes y Bibliografia

jueves, 6 de junio de 2013

Siglo XIX - María Teresa Ferrari


Breve Biografía de María Teresa Ferrari

María Teresa Ferrari nació en 1887 en Buenos Aires. Médica, educadora y primera catedrática argentina. 

Como era costumbre de la época, María Teresa estudió en la Escuela Normal No. 1, y se graduó como maestra en 1903, ejerciendo en escuelas públicas y privadas. Paralelamente cursó estudios en la Facultad de Medicina y en la Facultad de Filosofía y Letras. En 1905 al fundarse la Escuela Normal No. 3 “Bernardino Rivadavia”, María Teresa fue nombrada profesora de Psicología, impulsando una enseñanza con métodos didácticos innovadores. Dichos métodos donde aplicaba la Psicología Experimental,- unía la percepción, la memoria y los sentimientos, - fueron muchas veces cuestionados por las autoridades educativas. 

Aunque la primera mujer médica argentina Cecilia Grierson ya se había graduado en 1889, es decir, treinta años atrás, María Teresa aún tuvo que sufrir la discriminación tanto de sus compañeros como de los profesores. Con mucha voluntad y decisión obtuvo su título de médica en 1911; al año siguiente se casó con Nicolás Gaudino, que también se había doctorado. Luego de varias negativas de las autoridades de la enseñanza, logró ser admitida en 1914 en la cátedra de clínica obstétrica; empezó su lucha contra quienes consideraban que la mujer no reunía las condiciones para el profesorado.

Durante su carrera profesional alternó la docencia con la cirugía; participó en congresos locales e internacionales, dio conferencias y publicó numerosos artículos en revistas científicas. En 1921 viajó a Europa, y durante dos años, realizó estudios de postgrado; en París asistió a cursos impartidos por Marie Curie sobre el tratamiento de tumores genitales con la técnica de la radiación. 

Con gran valentía y determinación, María Teresa fundó en 1925 la Maternidad del Hospital Militar Central. Luego de concursar en varias ocasiones por un cargo de profesora, finalmente fue admitida en 1927, convirtiéndose en la primera mujer docente universitaria de América Latina. Esta noticia conocida como el “Caso Gaudino”, junto al activismo feminista de María Teresa, recorrieron los principales diarios de América y España. 

A partir de 1930 con el derrocamiento del presidente Hipólito Yrigoyen (1852-1933) y hasta 1943, Argentina vivió un largo período de dictaduras cívico-militares, de ideas fascistas, donde se impuso el autoritarismo. Incansable luchadora por la igualdad y la libertad de pensamiento, María Teresa tuvo que renunciar a su cargo como jefa de servicio de la Materniad del Hospital Militar, ya que la discriminación volvía a estar presente: no se admitía que una mujer estuviese al frente de un sector de la salud. 

En 1936 fundó la Federación Argentina de Mujeres Universitarias, y fue su presidenta durante diez años. Fue miembro de sociedades médicas del país y del extranjero; en 1939 fue nombrada profesora extraordinaria, cargo que desempeñó hasta su retiro. Tras cuarenta y tres años de docencia en la Escuela Normal No. 3, por negarse a afiliarse al partido Peronista, a finales de la década de 1940, se le exigió su renuncia. 

María Teresa fue siempre una entusiasta propulsora de la educación femenina; en 1952 se retiró de forma voluntaria de la docencia universitaria, aunque siguió actuando en los medios científicos. 

María Teresa Ferrari de Gaudino, falleció en Buenos Aires en 1956.

Protected by Copyscape Online Plagiarism Detection
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...