miércoles, 17 de diciembre de 2008

Siglo XX - Nancy Mugridge

Breve Biografía de Nancy Mugridge

Nancy Mugridge, nació en 1974 en Las Piedras, departamento de Canelones, Uruguay. Doctora y científica, colaboró en el invento de un nuevo método anticancer.

Su infancia la vivió entre Montevideo, Buenos Aires y Sydney, Australia, país donde llegó cuando tenía ocho años y allí se radicó. La joven impulsada por la muerte de un familiar, se dedicó con ahinco a la medicina. Se doctoró en la Universidad de Tecnología de Sydney; se especializó en Genética y Microbiología Molecular. En esta misma Universidad, Nancy trabajó en el Departamento de Investigaciones Científicas, alternando sus estudios con la docencia en la misma institución. Años más tarde, comenzó a trabajar en un laboratorio privado.

La empresa australiana EnGenelC, donde trabaja la doctora desde hace varios años, ha desarrollado un tratamiento de quimioterapia diferente al tradicional. Su método se basa en mini-bacterias, llenas de medicamentos anticancer, que sólo atacan a las células cancerosas, sin ocasionar daños colaterales y sin afectar a las células sanas.

La Dra. Nancy Mugridge "Senior Scientific Researcher" en junio de 2007, lidera un grupo de científicos en Sydney. Su descubrimiento abre nuevas esperanzas en el tratamiento de esta terrible enfermedad, al encontrar los caminos para curas efectivas.

Fuentes y Bibliografía

martes, 16 de diciembre de 2008

Siglo XIX - Enriqueta Compte y Riqué

Breve Biografia de Enriqueta Compte y Riqué

Enriqueta Compte y Riqué, nació en Barcelona, España en 1866. Precursora de la educación infantil en el Uruguay.

Llegó siendo niña a Montevideo, con sus padres, donde cursó la escuela primaria en la que se acababa de implantar la reforma valeriana. En 1884 Enriqueta obtuvo el título de Maestra de Primer Grado y en 1886, con solo diecinueve años, se graduó como Maestra Superior.

Ocupó la Subdirecci
ón del Internado de Señoritas, hasta 1889. En ese año las autoridades nacionales le confían la misión de estudiar en Europa la organización de los jardines de infantes. Allí conoció a fondo la nueva corriente pedagógica: "el sistema froebeliano". (Federico Fröebel, pedagogo alemán del siglo XIX, creador de la educación preescolar, que asignaba importancia a la intuición y a la espiritualidad).

De regreso, en 1892, Enriqueta fundó y dirigió el primer Jardín de Infantes del Uruguay y de toda América Latina. Abrió un nuevo camino en la educación nacional con una concepción progresista de la educación preescolar. Con modestia, dulzura y mucha ternura, enfatizaba que cada niño debía ser tratado con respeto, pues "el respeto del educando es el resultado de la afectividad que el docente sabe despertar en él". Enriqueta estuvo al frente de este centro educativo hasta 1942, año de su retiro del ejercicio de la docencia.

Fue Catedrática del Internado de Señoritas, directora Interina del Instituto Normal y profesora de Psicología en el Instituto Normal de Varones. Participó en numerosos congresos de educación y fundó en 1922 el Instituto de Clínica Pedagógica. Creó
en 1924 junto con José Pedro Bellán (1889-1930), el primer teatro infantil, con la obra La Cenicienta. A lo largo de su extensa labor frente al Jardín de Infantes, Enriqueta ha escrito varias obras de canciones y poemas para niños, que han sido utilizadas como medio educativo con sus alumnos.

Era integrante de varias sociedades filantrópicas, como la Comisión de la Liga Antituberculosa y Antialcohólica y Contra la Trata de Blancas. Fue fundadora del Primer Instituto de Maestros José Pedro Varela. Se preocupó de los huérfan
os y expósitos, dada su alta comprensión de los problemas humanos; llegó a concurrir a las cárceles dando aliento, compañía y consejos a los reclusos, igual que a los internados en los Asilos.

Murió en Montevideo en 1949. El Jardín de Infantes de la calle Gral. Luna, donde Enriqueta hiciera su renovadora experiencia, lleva su nombre. En 1960 se inauguró en el Parque Rodó, un monumento en su memoria, obra del escultor uruguayo Armando González (1912-1981).


Fuentes y Bibliografía

martes, 9 de diciembre de 2008

Siglo XX - Julia Guarino

Breve Biografía de Julia Guarino

Julia Guarino Fiechter, nació en Eboli, provincia de Salerno, Italia, en 1897. Fue la primera mujer que se recibió de arquitecta en Uruguay.

Su familia se trasladó a Uruguay. Julia amaba el dibujo, las matemáticas, le gustaba crear formas, construir y darles belleza. Ingresó a la Facultad de Arquitectura y siendo aún estudiante, comenzó su carrera docente en liceos habilitados. Integró tribunales de exámenes en la Universidad. En 1920 ingresó como dibujante en la Dirección de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas e intervino en un concurso de anteproyectos para la construcción del Frigorífico y Matadero Municipal. Obtuvo
el segundo puesto entre arquitectos uruguayos y extranjeros, pero el proyecto nunca se realizó.

En 1923 se recibió de Arquitecta, con excelentes calificaciones, convirtiéndose en la primera mujer del Uruguay y de América del Sur en obtener el título.

Desempeñó el cargo de sub-directora en el Ministerio de Obras Públicas. Viajó al extranjero en varias oportunidades en misiones oficiales y en el 1958 fue becada a Italia a estudiar la asistencia infantil en casa cunas y de los adolescentes con problemas.

Julia Guarino fue socia fundadora y directora de la Asociación de Mujeres Tituladas en la Universidad, donde encaraba el estudio de la salud pública y el bienestar social y la vida cultural para la defensa de la mujer trabajadora.

Julia Guarino murió en el año 1985. En 1998 la Administración Nacional de Correos, emitió un sello con su rostro, en la serie Mujeres Destacadas de Uruguay.

Fuentes y Bibliografía

sábado, 6 de diciembre de 2008

Siglo XX - Alicia Goyena

Breve Biografía de Alicia Goyena

Alicia Goyena, nació en Montevideo, en 1897, docente uruguaya de fecunda trayectoria. Estudió en la Universidad de Mujeres, creada en 1912, por una ley propuesta por el presidente Batlle y Ordoñez (1856-1929), como una necesidad de incorporar a las mujeres a la vida cultural y social activa.


En esa institución comenzó a ejercer la docencia en 1918 como profesora de Historia Americana, más tarde en 1922 ocupó la Cátedra de Literatura, sucediendo en el cargo a la poetisa Ma. Eugenia Vaz Ferreira, quien había sido su profesora. Paralelamente, y ya en la década del 30, bajo el gobierno de Gabriel Terra (1873-1942), se desempeñó como Secretaria de Redacción de la revista "Ensayos", publicación impulsada por un grupo de profesores con el objeto de promover y preservar los valores culturales y cívicos de la nación. Tenaz opositora a la dictadura, participó en actividades de resistencia.
Salvo algunos artículos de pedagogía, no dejó casi obra escrita; su obra se veía en la práctica, en la vida misma, en diálogos con el alumnado. En 1944, la Universidad de Mujeres se transformó en el Instituto Batlle y Ordóñez, I.B.O.; ese mismo año Alicia fue designada Directora del I.B.O. donde impuso una dirección ejemplar. Aspiraba a la creación de una cultura superior, porque creía que el alumnado, después de egresado, debía seguir educándose a sí mismo, sin dogmatismos ni preconceptos.
Su idealismo se proyectaba hacia el plano de la axiología (=teoría crítica de los valores), y de la defensa del laicismo. Tomaba como ejemplo a José Enrique Rodó (1871-1917) y Carlos Vaz Ferreira (1872-1958); tenía la pedagogía del respeto, insistía en la orientación hacia los valores esenciales, que debían nacer, no por imposición sino de adentro hacia afuera del alumno.
Su gran secreto era que sembraba amor: detrás de su suave y agradable voz había firmeza y voluntad, pues era valiente para enfrentar situaciones difíciles, a veces, dramáticas. Su modestia y humildad, su generosidad, su don de escuchar, son un ejemplo que perdurará en la memoria de los uruguayos.
Alicia Goyena murió en 1977, luego de 33 años al frente del Instituto, apenas unos meses después de haber sido destituída por la dictadura cívico-militar.
En 1982 por un Poyecto de Ley, se designó al Liceo No. 29 con su nombre, y en 1986, se creó la Cátedra Alicia Goyena para honrar su memoria, con el objetivo de elevar el nivel de educación de los docentes en todas las formas de expresión artísticas, culturales y pedagógicas dentro del marco de gratuidad y laicidad de la educación pública.

------------

y del libro: Nombres Femeninos en el Nomenclátor de Montevideo, de Ma. Emilia Perez Santarcieri
Protected by Copyscape Online Plagiarism Detection
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...